10 Cunas que salvan vidas ponen rumbo a Ucrania

17 junio 2022

El jueves 16 de junio el Clúster SOS Ucrania en Navarra recibía la donación de 10 cunas climatizadas, fabricadas por alumnos y profesores de centros salesianos, que en breves días pondrán rumbo a Ucrania. 5 irán a la región Kyiv, 3 a Zaporizhia y 2 a Lykolaiv.

En la entrega de estas 10 cunas estuvieron presentes representantes de las entidades que han donado financiación para su construcción y envío.  Estas entidades son el club deportivo Mulier, Farmacéuticos Sin Fronteras y el IMQ de Asturias. Y se hicieron presentes los medios de comunicación más relevantes de Navarra.

El Clúster SOS Ucrania se puso en contacto con Salesianos Pamplona al conocer el proyecto que los centros salesianos están realizando. El proyecto “Cunas que salvan vidas” en el que están implicados 8 colegios salesianos de la inspectoría Santiago el Mayor.

La guerra está haciendo que se produzcan partos prematuros en lugares poco dotados médicamente dada la situación que el país está viviendo. Las cunas diseñadas por Medicina Abierta al Mundo las ha construido el alumnado de los Ciclos de Grado Superior de Mecanizado de los 8 centros y los jóvenes de Electricidad y Electrónica de Salesianos Pamplona han implementado la instalación electrónica.

Para nosotros y nosotras, afirmaban los estudiantes durante la presentación, es una satisfacción trabajar en la construcción de estas cunas para los bebés prematuros. Aprendemos a trabajar con nuevos materiales y nos sentimos útiles. Es algo muy atractivo para todos nosotros.

La contraparte en Ucrania del Clúster navarro ha solicitado 50 unidades, de las cuales 10 están preparadas para su envío.

Solidaridad en estado puro

El proyecto Cunas que salvan vidas se iniciaba el curso pasado con una colaboración entre Salesianos Pamplona, Medicina abierta al Mundo y Ayuda Contenedores y se ha ampliado durante este curso a 7 Centros más. Antes de iniciarse la guerra de Ucrania ya se habían enviado a otros países con necesidad de estos elementos. Sobre todo, en África y América.

Pablo Sánchez, el joven ingeniero que ha participado en el diseño de las cunas, afirmaba en la presentación que la demanda es grande desde diferentes lugares. La demanda es importante y se seguirán construyéndose durante el próximo curso.

Medicina abierta al Mundo ha creado la idea, diseñado el prototipo y construido las primeras cunas “pero los centros salesianos se han convertido en el músculo del proyecto”.

Muchas empresas se han interesado por aportar su grano de arena a través de la aportación de materiales, o la fabricación de pequeñas piezas de las cunas a mayor escala que lo que un centro educativo puede ofrecer. Es el caso de la colaboración de M Torres que aporta la impresión en 3D de pequeñas piezas para completar el dispositivo. Y el caso de la empresa Moshy que ha donado las fundas de los pequeños colchones de las cunas.

Además, el proyecto cuenta con el apoyo de la Caixa a través de la iniciativa FPDualiza.

LiLy Shyshkovska, representante de la Asociación “Alas de Ucrania” que forma parte del Clúster se dirigía a los presentes deseando que no haya que mandar muchas más cunas a su país porque la guerra termine pronto y afirmaba:

Muchas gracias a todas las personas que estáis formando parte de este proyecto. Sois increíbles. Con tanta maldad que hay en este mundo, gracias a vosotros vuelve la fe en la bondad del ser humano.

También te puede interesar…