Hoy, en el 2020, se puede EMPRENDER desde la Formación Profesional

10 diciembre 2020

Esto nos dice Pablo Goñi Aguinaga, antiguo alumno de salesianos, en una sala de su empresa NOXON, situada en el Vivero de empresas que CEIN tiene en Noain.

De la promoción del 2008 estudió en nuestro colegio un primer grado de Medio de Mecanización y un segundo de Desarrollo de Proyectos Mecánicos.

Llegué a salesianos tras realizar la ESO en otro colegio terminándola totalmente desmotivado. No encajaba en el modelo educativo. Desde pequeño siempre estaba cacharreando y ese fue el motivo por el que me apunté a mecanizado. No tenía claro cuál era el contenido del grado pero fue mi RENACER como persona y como estudiante. Descubrí que era habilidoso, crecí en autoestima y tomé la iniciativa de realizar, paralelamente a los estudios, otros cursos. Me chupé todas las bienales de Máquina Herramienta que se organizaban en Bilbao. Tenía inquietud y cuando terminé este grado medio tenía clarísimo que quería continuar.

Cuando un estudiante de FP termina su formación específica a parte de integrarse en el mundo laboral también tiene la posibilidad de completar sus estudios con una carrera universitaria, en tu caso con una ingeniería.
Mucha gente me animaba a continuar: si eres bueno en esta materia lo suyo sería que hagas una ingeniería. Por mi parte pensé que, con la inquietud que tenía, arrancar con una nueva tanda de estudios, a corto plazo me iba a generar más frustraciones que beneficios, por estar esperando unos años para desarrollarme profesionalmente. Me propuse aprender ingeniería trabajando y sin tener que pasar por algo que era una mera acreditación.

Entonces tomaste la decisión de incorporarte al mercado laboral.
Sí. Tuve la suerte de que Jesús Sancho desde el Servicio Orientación Profesional y Empleo del colegio me asignó para las prácticas en Acciona Energía dentro del departamento de ingeniería de mantenimiento. Fue una experiencia profesional muy interesante y enriquecedora. Este departamento tocaba muchos palos: preventivo de máquinas, desarrollo de equipos y utillaje, procesos… Nos encargábamos de la gestión técnica del mantenimiento de todas las marcas de aerogeneradores implantados en los parques que Acciona Energía explota. A nivel personal descubrí que era competitivo trabajando con personas que tenían años de experiencia. Esto me ayudó a madurar en mi visión de las cosas y a comprobar que cuanto más conocimiento tenía más consciente era de todo lo que me quedaba por aprender. Tras esa experiencia continue durante ocho años trabajando para el sector eólico en diferentes ingenierías.

Y das el paso a crear tu propia empresa.
Trabajando para terceros me sentía un poco encorsetado. Tenía un hermano y un primo que se dedicaban al vídeo y la fotografía. Un día hablando con ellos me comentaron que les gustaría tener un SLIDER y me explicaron que era un “rail donde montas la cámara y la puedes desplazar suavemente para darle aspecto cinematográfico al movimiento”. Sin dejar mí trabajo empecé a investigar y ver qué soluciones había y se me ocurrió una idea innovadora donde combinaba en un producto lo que en el mercado eran dos independientes. Así que en 2016 me “lancé a la piscina” emprendiendo una empresa de desarrollo de soluciones para el movimiento automático de cámaras.

Crear una empresa de la nada no tiene que ser sencillo.
No tenía ni idea de emprender y cometí todos los grandes errores de los emprendedores que venimos del ámbito técnico. Y no me refiero a los que venimos de la FP sino también a los ingenieros. Somos “producto céntricos” y hemos mamado las ideas preconcebidas sobre emprender de las personas que conocemos de otras generaciones que en cuanto hablas de ello aparece la palabra producto una infinidad de veces. Parece que lo importante es desarrollar algo y una vez hecho ver si encaja en las necesidades de alguien. Esto es totalmente erróneo lo primero es pensar en los problemas y luego encontrar las soluciones.

Tuve la suerte de participar en un programa de CEIN que se llamaba Impulso Emprendedor. No era un curso de formación sino un programa de aceleración, metorización y apoyo económico a empresas que presentan proyectos innovadores. Mi proyecto fue seleccionado y en el programa aprendí y me di cuenta del tiempo que había perdido por el camino.
Los jóvenes que tengan amor por lo técnico tienen que saber dónde está el lugar del desarrollo de las soluciones y dónde está el lugar del desarrollo del negocio.

Todo esto está reflejado en una metodología llamada LEAN STARTUP.


Háblanos de NOXON, tu empresa.
Nuestra empresa está enfocada a buscar soluciones al sector audiovisual. Tenemos siete soluciones desarrolladas para ofrecer productos tecnológicos para el movimiento automático de cámaras. Nuestra base es la Mecatrónica (Mecánica + Electrónica) , sistemas encargados de mover las cámaras de forma automática para la elaboración de vídeos, timelapse, VR360, stop-motion…
Nuestro mercado está principalmente en el extranjero y son pequeñas productoras, freelance e incluso aficionados.

Hemos vendido más de 600 equipos en 50 países diferentes y en la actualidad somos cinco personas. Por cierto en alguna ocasión, hemos tenido alumnos de salesianos haciendo prácticas con nosotros.

¿Qué objetivos os marcáis a corto plazo?
A nivel técnico tenemos las siete soluciones desarrolladas y maduras. Ahora nos falta evolucionar en el marketing digital, que es lo que nos da a conocer.

El próximo paso es encontrar un inversor/a que nos dé un impulso. No queremos un inversor financiero puro y duro o una empresa de capital riesgo. Queremos preferiblemente un apasionado de la tecnología que además de capital aporte ideas y comparta las nuestras. Queremos ser más grandes y más competitivos. Queremos crecer.

¿Qué dirías a los jóvenes que están estudiando FP en salesianos?
Que tu sitio lo haces tú. En tus prácticas, en tu trabajo, nadie te impide ser un activo más importante para la empresa de lo que inicialmente se te ha considerado. Si tienes ocasión propón cosas, apasiónate por lo que haces. No hay que pensar cuál es tu sitio ideal sino intentar hacer que siempre estés en tu sitio ideal. Si no estás motivado no tengas miedo a cambiar. Son tiempos difíciles pero hay que tener una actitud positiva, transmitir energía, ganas. Mucha gente tiene grandes posibilidades y está muy bien preparada pero la clave está en lo que transmites.

Esta entrevista junto con otros artículos se pueden leer en la revista Don Bosco en Navarra publicada por la Asociación de Antiguos y Antiguas Alumnas de Salesianos Pamplona

También te puede interesar…

Provisión de vacantes

Provisión de vacantes

PUBLICACIÓN DE VACANTE POR JUBILACIÓN PARCIAL. (Pinchar en la imagen para descargar el documento completo) Criterios...