Menos tiempo para lavar, más tiempo para estudiar.

12 febrero 2020

Esa foto que veis corresponde al envío de una lavadora nueva al centro Don Bosco Fambul, en Freetown (Sierra Leona). Dicha lavadora ha sido donada por la Asociación De María Auxiliadora (ADMA) de Pamplona.

Sierra Leona es uno de los países más pobres del mundo. La guerra civil (1991-2002) y la epidemia del ébola (2014-2015) han dejado a la población joven huérfana y desamparada, afectando particularmente a las chicas. La única salida que ven muchas menores para sobrevivir, poder comer y pagarse los estudios es dedicarse a la prostitución; desgraciadamente controlada por mafias.

Los Salesianos de Don Bosco Fambul (Fambul significa ‘Familia’) comenzaron en septiembre de 2016 en Freetown, capital de Sierra Leona, un programa para rescatarlas de la situación de prostitución, acogerlas y cuidarlas en un ambiente familiar. El objetivo es ofrecerles un futuro digno gracias a la educación, al aprendizaje de un oficio y que puedan reencontrase con sus familiares. Más de 110 chicas ya han empezado una nueva vida siendo protagonistas de su futuro.

Actualmente hay acogidas unas 400 niñas y jóvenes en el centro Don Bosco Fambul, dirigido por el salesiano Jorge Crisafulli.

Precisamente a esas niñas y jóvenes a ido destinada la lavadora donada por la Asociación De María Auxiliadora (ADMA) de Pamplona, que de esta manera hace efectivo su compromiso solidario con las jóvenes más desfavorecidas. Teniendo menos tiempo para lavar, las jóvenes de Don Bosco Fambul tendrán más tiempo para estudiar.

También te puede interesar…