e-Twinning con Parma-Viaje a Parma y Roma

5 abril 2019

Todavía en la memoria el primer encuentro en Pamplona con nuestros compañeros de Parma, nos dirigimos hacia el aeropuerto de Noáin para, vía Madrid y Milán, ser alojados y realizar las actividades programadas en nuestro proyecto en Parma y Roma.

Para algunos de nuestros alumnos era la primera vez que viajaban en avión y todavía estaban más emocionados y algo asustados, por qué no. Pero nos esperaban muchas emociones que vivir en una semana y recibir tantas buenas atenciones como las familias de Pamplona dieron a los alumnos de Parma. Y así fue porque, después de casi todo el día de viaje, nos agasajaron con una primera merienda-cena preparada por todas las familias del intercambio en el Istituto San Benedetto de Parma y con la tripa llena de productos típicos parmesanos se dividieron los alumnos por las diferentes casas y familias.

Las actividades en el TwinSpace del proyecto comenzaron el lunes, pero antes todos disfrutamos de una excursión a Valdocco-Turín, cuna de Don Bosco, y un domingo de actividades con la familia hermanada. Como decimos, en el Istituto San Benedetto se trabajó intensamente para dar el colofón al trabajo del año con los grupos que se conocieron primero virtualmente el pasado octubre y ya, en persona, hace unos días en
Pamplona.

En Parma los alumnos pudieron ver un ejemplo claro de la distribución de las vía romanas entre el “cardus maximus” y el “decumanus maximus”, además de una exposición muy importante de objetos y obras de arte de todos los yacimientos de la Antigua Roma de la región en el Museo Arqueológico de Parma. Pero la excursión más deseada se realizó al día siguiente: Roma y el Coliseo.

Fue un día intenso en Roma y después de un viaje en tren bastante rápido fuimos diréctamente de la estación al Coliseum. ¡Gladiadores por un día! Gracias a la explicación de Paolo, el profesor de arte de San Benedetto, entendimos mucho tanto del anfiteatro como de todo el Foro Romano, que también visitamos. Finalmente, sólo pudimos hacer otra visita turística, los alumnos decidieron que fuera el Vaticano.

Finalmente nos quedaba un día y medio en Italia y lo dedicamos a terminar el proyecto de “La Huella Romana en Pamplona y Parma” en los grupos de trabajo de todo el año y a visitar una fábrica de embutido de Parma. Con mucha pena, pero con la sensación de haber vivido experiencias únicas nos volvimos a Pamplona. ¡Arrivederci Parma e Roma!

Se puede descargar en pdf el artículo de la prensa italiana.

También te puede interesar…